Protección Catódica por Corrientes Impresas (ICCP) para instalaciones terrestres, marítimas y portuarias

Protección Catódica por Corrientes Impresas (ICCP). Las estructuras terrestres, marítimas o portuarias que están sumergidas en agua (marina) o enterradas corren un gran riesgo de corrosión que compromete la seguridad de su funcionamiento. Con frecuencia, estas estructuras tienen una vida útil prevista de décadas. Para sobrevivir, estas estructuras deben protegerse de la corrosión con nuestro sistema de Protección Catódica por Corrientes Impresas (ICCP) o ánodos de sacrificio.

Hemos desarrollado un sistema ICCP en el que se adapta el tamaño y la forma de los ánodos Ti-MMO de forma exclusiva para las distintas estructuras que se quiere proteger. Como consecuencia de ello, los ánodos adaptados son fáciles de instalar y se ajustan al diseño de cada estructura.

Materiales de los ánodos del sistema ICCP

Aparte de la vida útil, la característica más relevante del material de un ánodo es la relación entre el índice de consumo y la corriente. Así por ejemplo, el índice de consumo de los ánodos galváicos es muy elevado si se compara con nuestros ánodos ICCP especiales, como el Óxido Metálico Mixto (MMO) keramox® o los ánodos de titanio platinizado. Nuetros ánodos ICCP duran 25 años.

Unidades de rectificación

Las unidades de rectificación de transformadores se personalizan para satisfacer los requisitos de los sistemas o las especificaciones de los clientes. Se refrigeran con aire o aceite, el potencial se controla manual o automáticamente y son aptos para su instalación en los entornos más habituales. Hay disponibles unidades especiales para su uso en entornos de peligro. Los armarios se pueden montar en postes, paredes o suelos y son aptos para su uso tanto en interiores como a la intemperie. Estas unidades incorporan una abertura frontal con cerradura para facilitar el acceso. En la puerta de la caja o dentro del armario se instalan medidores analógicos o digitales de voltaje/corriente y de lectura de potencial.

Electrodos de referencia

En nuestros sistemas ICCP utilizamos el electrodo de referencia de zinc de alta pureza (Zn=99,995%). Las celdas de referencia de zinc supervisan constantemente el potencial del casco y envían las mediciones a la unidad de alimentación. A continación, ésta calcula la corriente exacta activada por los ánodos Ti-MMO.